necesita mi empresa un ERP

Te ayudamos saber si tu empresa necesita un ERP en 5 pasos

1. ¿Qué te Gustaría Mejorar de tu Empresa?

Para saber si tu empresa necesita un ERP, lo primero que aconsejamos es realizar una lista con los hechos que quieres mejorar. Los sistemas ERP hoy en día se están convirtiendo en una necesidad para la mayor parte de las organizaciones. Es así tanto, que no han dejado de evolucionar desde el día en el que aparecieron en el mercado.

Hoy en día es esencial que un ERP incluya Business Intelligence y gestión de rendimiento. Si su software no tiene estas características, posiblemente su sistema de gestión se haya quedado desfasado. Un ERP hoy en día permite gestionar relaciones con los clientes, el capital humano, la cadena de suministros, etc. (Aquí puedes leer más sobre qué es un ERP y sus características).

Para definir si necesitas un ERP, aconsejamos tomar nota de las áreas de la empresa que quieres mejorar, con los desafíos y requerimientos que tenga el negocio. Los más populares según las encuestas son:

  • Facilitar los negocios e incrementar la satisfacción de los clientes
  • Gestionar el crecimiento de la empresa
  • Reducir costes
  • Mejorar el tiempo de respuesta a los clientes
  • Innovar y ofrecer más valor a los clientes

Si las necesidades de tu empresa coinciden con algunas de las mencionadas anteriormente, ¡tu empresa necesita un ERP!

2. ¿Qué Metas te Gustaría Alcanzar?

En esta fase del proceso, es importante realizar una lista con los objetivos que queremos conseguir al implementar un ERP. Con esta lista, tanto el Partner que elijas, como el equipo completo en la empresa, estarán implicados y tendrán objetivos comunes hacia los cuales trabajar.

Además de los objetivos mencionados en la sección anterior, también puedes considerar entre tus objetivos planificar mejor la demanda y el pronóstico de ventas, o conseguir una mayor alineación entre el negocio y el área de Tecnología o Sistemas. Una vez listados los objetivos, se deben de establecer las prioridades, para tener claro qué es lo que se está buscando. Para aumentar la focalización, es conveniente determinar algunos indicadores en torno a los objetivos. Con esto, logramos tener metas reales, que nos permitan llegar al siguiente paso.

3. Hablemos de Tecnología

Aunque lo más importante de todo este proceso es lograr los objetivos, no podemos dejar de lado la tecnología. Partimos de la base de que un ERP moderno ofrece funcionalidades de todas las áreas de tu negocio. A partir de este punto, debemos encontrar elementos diferenciadores.

Los dos criterios de selección más importantes para los consumidores de software de gestión son la funcionalidad y la facilidad de uso. A la hora de escoger un ERP debes de hacerte preguntas como las siguientes:

  • ¿Puedo seguir creciendo con este sistema? ¿Puede soportar todos los sistemas de negocio que necesito?
  • ¿Funciona de manera que tenga sentido para mi organización y es cómodo para el personal?
  • ¿Este sistema de gestión tiene las capacidades específicas para soportar las mejores prácticas y normativas de mi industria?
  • ¿Puede este sistema ERP comunicarse con todos los orígenes de datos de las plataformas que estamos utilizando actualmente?

4. ¿Cuánto Cuesta un ERP?

El coste del sistema de ERP depende de distintos factores. Hay que considerar dos tipos de costes: el precio de compra inicial y el coste total de propiedad. El primero incluye los elementos más tangibles como el hardware, el software y el mantenimiento. El segundo es el coste de la vida útil del software.

La cuestión no reside en el precio del ERP, sino en cuánto valor puede este aportar al negocio. Un sistema de gestión deja de ser un coste para la compañía y se transforma en una herramienta que aporta valor añadido a todos los agentes que interactúan con ella, ya sean empleados, proveedores o clientes.

5. ¿Cómo decantarse por un Proveedor de Software?

El último paso de este proceso es escoger un proveedor, o Partner, que ayude y esté a tu lado durante todo este proceso, y en el cuál puedas apoyarte después de la instalación. Recomendamos seleccionar a quién ofrezca un valor añadido, como Efficientic. Para elegir sería ideal fijarse en los siguientes aspectos claves:

  • Capacidad de entender tus necesidades y las de la organización. El proveedor de software debe tener un grupo de consultoría desarrollado y capacitado para adaptarse a las particularidades del cliente.
  • Deben cumplir con el presupuesto acordado inicialmente y con el plazo de implementación del sistema.
  • Servicio de atención al cliente desarrollado: el proveedor debe tener un soporte constante al cliente que se le ha implementado su solución para poder resolver problemas con la mayor brevedad posible.
  • Experiencia en su industria y credibilidad. Es interesante conocer la opinión de los clientes que ya trabajan con el proveedor y así garantías de éxito seguro.

Estos son los pasos que recomendamos seguir para saber si tu empresa necesita un ERP. ¿Estás pensando en tomar esta decisión y necesitas asesoramiento? Estamos encantados de ayudarte y ser tu proveedor de software en este cambio. Somos Partners de Microsoft y QBS, y contamos más de 20 años de experiencia en el sector. En Efficientic ofrecemos soluciones para la transformación digital basada en valores: compromiso, cercanía, innovación, seriedad y transparencia.