El 11 de octubre de 2017 se aprobó la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. Esta ley tiene nuevas modificaciones acerca de las cotizaciones, gastos deducibles y bonificaciones para los autónomos. También introduce medidas para favorecer la contratación y la conciliación familiar.

El 25 de octubre fue cuando se publicaron dichas medidas en el BOE (Boletín Oficial del Estado). Las medidas se pusieron en marcha al día siguiente de la publicación, sin embargo otras entraron en vigor más tarde, en enero de 2018.

Vamos a ver las medidas más destacadas en diferentes ámbitos:

Bonificaciones en la cuota de autónomos.

Se amplía a 24 meses la tarifa plana para los nuevos autónomos con nuevos tramos; Ahora son doce meses a 50€, seis con una reducción del 50% quedándose en 137,97€ y otros seis con una reducción del 30% quedándose en 192,79€.

Se reducen los requisitos de acceso: Disminuyen las condiciones reduciendo el plazo sin cotizar a dos años, en vez de cinco, si no se ha disfrutado antes de la bonificación o tres años si sí que se ha disfrutado.

Se podrán beneficiar dos veces de la tarifa plana siempre y cuando hayan pasado tres años de baja en el Régimen Especial de Autónomos.

Las personas que hayan sufrido violencia de género, que sean discapacitadas o hayan sido víctimas del terrorismo: Mantienen las cuantías y tramos de doce meses a 50€  y los cuatro años siguientes con una bonificación del 50% quedándose en 137,97€.

Los años sin cotizar son dos.

Podrán volver a acogerse a la tarifa plano siempre y cuando pasen años de baja en el Régimen Especial de Autónomos.

Para acabar este apartado, las madres autónomas podrán volver a acceder a la tarifa plana siempre y cuando hayan acabado su actividad y vuelvan a emprender su negocio antes de dos años desde que lo acabaron. No tienen que esperar a que se cumplan dos años desde que fueron autónomas por última vez.

 Fiscalidad.

Se permiten nuevos gastos deducibles en el IRPF:

Suministros domésticos: El autónomo que trabaje desde casa y lo haya notificado a Hacienda puede reducir el 30% en el IRPF los suministros de electricidad, gas, agua, teléfono e internet. La diferencia es que hasta ahora solo se permitía esto si habían dos contadores en la vivienda, lo que llevaba a que no se hiciera o se hiciera mal.

Gastos de manutención: Se pueden reducir 27,27€ diarios de gastos como dietas y manutención o 40€ si está fuera de España. Para ello tiene que cumplir que se trate de un gasto debido a la actividad económica, que se produzca en establecimientos de hostelería y restauración y que se pague con un medio electrónico y se posea una factura.

Seguro de enfermedad: El límite máximo de deducción será de 500€ por cónyuge o hijos menores de 25 años que convivan con la persona o de 1.500€ por cada una de estas personas que tengan discapacidad.

Darse de alta.

Anteriormente cuando se daba de alta o baja alguien como autónomo se empezaba a contabilizar en meses completos; Solo se tenía en cuenta el mes en el que se producía eso. Ahora se mira la fecha exacta del alta y de la baja.

Antes habían dos plazos de cotización y ahora hay cuatro.
– A partir del 1 de abril para las solicitudes entre el 1 de enero y el 31 de marzo.
– A partir del 1 de julio para las solicitudes entre el 1 de abril y el 30 de junio.
– A partir del 1 de octubre para las solicitudes entre el 1 de julio y el 30 de septiembre.
– A partir del 1 de enero para las solicitudes entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre.

Límites en el número de altas y de bajas en el año: Ahora los autónomos pueden darse de alta y de baja tres veces durante el mismo año y hacer un pago proporcional a la cuota desde la fecha de alta. A partir de la cuarta alta de la Seguridad Social se contabilizará el mes completo.

 Contratación.

Los autónomos podrán contratar a los hijos menores de 30 años aunque convivan con ellos. Los autónomos que contraten de forma indefinida a familiares pueden beneficiarse de una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante 12 meses. No se limitan, como ocurría antes, por el número de contrataciones y por el perfil del candidato, ya que las ayudas solo se conceden a jóvenes menores de 30 años o a un familiar menor de 45 años. No puede haber ningún despido improcedente durante un año y hay que mantener el contrato seis meses tras el período bonificado.

Contratar a hijos con discapacidad: Se amplía a hijos mayores de 30 años, que tengan dificultades de inserción laboral. Hay términos especiales cuando el trabajador padezca las siguientes cosas:
-Parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, con un grado igual o superior al 33%.
-Discapacidad física o sensorial, con un grado igual o superior al 33% o inferior al 65%, siempre que sea la primera alta en la Seguridad Social.
-Personas con discapacidad física o sensorial con un grado mayor al 65%.

 Cambio de base.

Las prestaciones por maternidad y por paternidad equivalen a un subsidio equivalente al 100% de una base reguladora cuya cuantía será el resultado de dividir la suma de las bases de cotización acreditadas a este régimen especial durante los seis meses inmediatamente anteriores al del hecho causante entre 180.
Bonificación del 100% de la cuota durante un año para el cuidado de menores o de personas dependientes: La bonificación sí que está supeditada a la contratación de un trabajador.

¿Quieres saber más? Aquí tienes acceso al BOE.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Wellaggio Agencia web

Los nombres, marcas comerciales, logotipos y símbolos son marcas comerciales propiedad de sus respectivas compañías.

Aviso legal. El uso de este sitio web constituye la aceptación de la Política de Privacidad.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?