Clasificación de la contabilidad de costos y financiera

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

Antes de ponernos manos a la obra con las cuentas de nuestra empresa, debemos conocer qué clases de contabilidad existen, cómo las diferencio y si son, o no, obligatorias.

En lo referente a un negocio, la contabilidad gerencial se basa, primordialmente, en dos tipos; la contabilidad analítica, y la contabilidad financiera. Sigue leyendo si quieres descubrir de qué trata cada una de ellas.

[rs_space lg_device=”35″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

¿Qué es la contabilidad de costos?

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

La contabilidad analítica, de costes o de costos, es aquella que cuantifica los movimientos internos (como gastos departamentales, consumos o producción), para medir el sacrificio económico de la compañía a la hora de generar nuevos ingresos y para confeccionar inventarios. De esta forma, la misma sociedad es capaz de reflexionar y mejorar su toma de decisiones.

Resumiendo, la definición de contabilidad de costos es, en esencia, aquella explicación de la contabilidad que, relacionada con los recursos y bienes de la empresa, es empleada para tomar decisiones futuras que permitan obtener una mayor rentabilidad.

Como nota importante, nos gustaría matizar que este tipo de contabilidad no es obligatoria, y por ende, no sigue una reglamentación fijada. Tampoco existen cierres programados, sino que éstos dependen totalmente de la empresa, y se crean en función de sus necesidades, pudiendo ser anuales, mensuales, semanales e incluso diarios.

¿Qué es la contabilidad financiera?

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

A diferencia del caso anterior, la contabilidad financiera no está dirigida a los recursos humanos de la misma empresa, sino que registra acciones externas al negocio que afectan a la compañía. Que la lectura de esta contabilidad no sea hecha por empleados o gerencia, sino por terceros, externos a la empresa (Hacienda, futuros inversores, etc.), conlleva ceñirse a la estandarización regida por el Plan General Contable. Así, toda contabilidad finaciera debe seguir siempre los mismos criterios, normas y principios.

Básicamente, lo que intenta la contabilidad financiera es ser una radiografía de una sociedad en un punto concreto en el tiempo, y reflejar las operaciones realizadas por la empresa con el objetivo de lograr su mayor rentabilidad. Por tanto, ésta se convierte en un histórico de la vida económica de la compañía que permite; bien tomar decisiones futuras, bien informar a terceras personas y entidades.

Asimismo, los cierres de esta contabilidad están reglados y coinciden con las obligaciones tributarias (mensuales, trimestrales y anuales).

[rs_space lg_device=”35″ md_device=”35″ sm_device=”30″ xs_device=””]

Contabilidad financiera vs Contabilidad de costes

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

Las principales diferencias entre estas dos contabilidades radican en los parámetros: carácter, regulación, cierres, tiempos, objetivos y singularidades.

[su_list icon=”icon: angle-right”]

  • Carácter: Siendo la financiera de carácter externo, y la analítica de tipo interno.
  • Regulación: Mientras que la contabilidad de costes no está sujeta a ninguna normativa, la financiera que debe ajustarse a la regulación mercantil, está regida por el plan General Contable, y por tres informes, el Balance, la memoria, y la cuenta de pérdidas y ganancias (PyG).
  • Cierres: La contabilidad financiera habrá de ser resumida, además de ceñirse a los deberes tributarios con periodicidad anual, mensual y trimestral. En cambio, la contabilidad de costos, aunque no tenga la necesidad de seguir ningún patrón, para sacarle el mayor rendimiento debería de ser detallada y periódica, según la necesidad empresarial.
  • Tiempo: Mientras que la contabilidad financiera es una especie de histórico, que se basa en el pasado; la contabilidad de costes, cuyo objetivo primordial es la evaluación para una mejor toma de decisiones, se crea con cara al futuro.

[/su_list]

[su_list icon=”icon: angle-right”]

  • Objetivos: Quizás la mayor diferencia entre la contabilidad financiera y la contabilidad de costos sean los objetivos a los que se dirige cada una de ellas. Así pues, la primera se centra tanto en informar a terceros sobre los movimientos de la sociedad, como en cubrir las operaciones de un negocio de manera sistemática (y como si de un histórico se tratara). De otro lado, la contabilidad de costes tiene como meta la preparación de informes para uso interno y conseguir, de esta forma, una mejor toma de decisiones.
  • Singularidades: Donde la contabilidad financiera está basada en procedimientos contables para el registro de las operaciones financieras (recolección, clasificación y registro de las operaciones cuantificables en dinero), y donde la contabilidad analítica se fundamenta en procedimientos y técnicas diseñados para contabilizar el coste de procesos concretos. Además, en cuanto a la obligatoriedad, la distinción entre ambas es que la contabilidad de costes es optativa, y la financiera debe realizarse.

[/su_list]

[rs_space lg_device=”25″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]
[rs_space lg_device=”25″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””][rs_image_block align=”center-block” shadow=”no” image=”915″][rs_space lg_device=”25″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

Semejanzas entre la contabilidad analítica y la contabilidad financiera

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

Aunque estas dos contabilidades tienen más diferencias que semejanzas, también cuentan con una gran similitud entre ellas. Ésta es la procedencia de los datos.

Para llevar una buena contabilidad que permita la segmentación y exportación de las informaciones en función de necesidades específicas, la base de datos debe de ser la misma y accesible mediante una poderosa herramienta capaz de organizar y manejar todos los datos.

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

¿Cómo saco informaciones para mis contabilidades desde una base de datos?

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

Desde Efficientic, como expertos en consultoría integral de negocio, tenemos claro que lo primordial es trabajar con un software que, accediendo a tu base de datos, te ofrezca solvencia técnica y flexibilidad para adaptarse a las necesidades específicas de tu negocio.  Los programas dedicados a la a organización del negocio, los ERP, hacen exactamente eso, se ajustan a las necesidades empresariales y gestionan toda la información de la empresa de forma lógica, rápida y estructurada.

[rs_space lg_device=”25″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

¿De qué me sirve poseer información contable si se encuentra desfasada? ¿necesito un ERP?

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

En el contexto de competencia global actual, las compañías que prescinden de sistemas de gestión empresarial están en amplia desventaja con sus competidores.

Si bien es cierto que durante años multitud de empresas han operado con hojas de cálculo (Excel), plantillas de facturación en Word y correos electrónicos de ida y vuelta; el uso de estos sistemas ineficientes aumenta el coste empresarial, tanto en tiempo como en recursos. Por esa misma razón, hoy en día el mercado y los avances tecnológicos posibilitan e incentivan la utilización de soluciones de gestión ERP, cuyos costes de implantación son asumibles gracias a los nuevos sistemas de licenciamiento en formato Saas o de pago por uso.

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

¿Cómo saber si necesito un ERP?

[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]
[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]
[rs_space lg_device=”15″ md_device=”” sm_device=”” xs_device=””]

De todas formas, es posible que tu sociedad no tenga aún la necesidad de este tipo de sistemas y te valga con un simple software de facturación y la ayuda de una gestoría. Si ese es tu caso, o aún tienes dudas sobre cómo llevar tu contabilidad; asesórate o déjalo en manos de un tercero que te de la ayuda que necesitas y te ayude a tomar las mejores decisiones que para tu compañía.

[rs_space lg_device=”90″ md_device=”85″ sm_device=”80″ xs_device=””][rs_image_block align=”center-block” shadow=”no” image=”379″]

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Wellaggio Agencia web

Los nombres, marcas comerciales, logotipos y símbolos son marcas comerciales propiedad de sus respectivas compañías.

Aviso legal. El uso de este sitio web constituye la aceptación de la Política de Privacidad.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?